Desarrollan nuevas técnicas para mejorar el aprendizaje de la lectura

-Tomado de la pagina www.plataformasinc.es

El investigador de la Universidad de Jaén, Nicolás Gutiérrez Palma, perteneciente al grupo de investigación Psicología Evolutiva y de la Educación, estudia las dificultades de aprendizaje específicas de la lectura en el proyecto Prosodia, habilidades metalingüísticas y aprendizaje de la lectura.

El objetivo principal de la investigación consiste en afirmar la relación entre la capacidad de pensar en la prosodia del habla, es decir entonación que se le da a la lectura o pausas en el transcurso de la misma, y el aprendizaje de la lectura. Según explica Nicolás Gutiérrez, “esta relación existe, y para que los niños aprendan a leer mejor se les debe de enseñar de una forma menos fría, más cantarina, insistiendo en la entonación y en los acentos de las palabras, como si se les estuviera contando un cuento, usando un tono más cálido”.

Para realizar el estudio han trabajado con niños de edades comprendidas entre los 7 y 12 años de los colegios Cristo Rey, Almadén y Carmelitas, de Jaén, y con alguno de la provincia de Granada, a los que les han aplicado una serie de tareas por ordenador, en la que los niños tenían que pensar en la prosodia del habla y utilizar su habilidad para leer.

“Comprobamos que los niños que mejor utilizan la tilde para leer o escribir son los que mejor piensan en ella.Ello sugiere la posibilidad de que si se les entrena la capacidad de pensar en los acentos de las palabras mejore el aprendizaje de las reglas para el uso de la tilde”, comenta el profesor de psicología de la UJA.

Pensar en la prosodia

De esta manera, los y las alumnas de Primaria ya no pensarán solo en las palabras, si no en algo más, la prosodia. “En general, si se entrena la percepción de la prosodia cabe la posibilidad de que los niños aprendan más rápido los aspectos prosódicos de la lectura, no sólo el uso de la tilde, sino también de los signos de puntuación, e indirectamente la comprensión lectora”, explica Gutiérrez Palma.

Por el momento, este grupo de investigadores está analizando los datos obtenidos de las pruebas realizadas, para poder desarrollar a continuación técnicas específicas para entrenar la prosodia y de esta manera mejorar el aprendizaje de la lectura. “Lo ideal sería que estas técnicas se adaptaran para poder ser utilizadas en los colegios y, unidas a los métodos ya existentes, se convirtieran en un nuevo método de enseñanza”, concluye el profesor Gutiérrez.

Anuncios

El entorno virtual favorece el aprendizaje

-Tomado de la pagina www.plataformasinc.es-<a

Sentir que estás aprendiendo en un entorno virtual y que es posible disfrutar de la experiencia del aprendizaje es una de las principales conclusiones del Estudio de experiencias gratificantes como catalizadoras del aprendizaje en plataformas de e-learning, de Sonia Agut y Antonio Grandío, investigadores de la Universitat Jaume I de Castellón.

El principal objetivo del proyecto de investigación ha sido estudiar la emergencia de experiencias psicológicas positivas hacia el aprendizaje en un entorno virtual, “en el que los jóvenes se mueven como pez en el agua”. Para ello, los investigadores analizaron tres conceptos: la parapresencia (hasta qué punto se vive la experiencia de un entorno virtual); la presencia social (conexión con otras personas en ese entorno); y el disfrute, dedicándose a una tarea por el puro placer de hacerla.

Los resultados confirman que el disfrute se relaciona de forma positiva con la percepción de aprendizaje y que cuánto más disfruta el estudiante en el entorno virtual, más experimenta que está aprendiendo. El estudio también evidencia que la presencia social también predice el aprendizaje; sentir la presencia de otros compañeros y colaborar con ellos, estar en comunidad, redunda positivamente en un mayor aprendizaje, llegando incluso a una interdependencia afectiva y también conductual.

En opinión de Sonia Agut, el estudio es “una invitación a que reflexionemos sobre cómo tenemos qué educar a nuestros estudiantes y a que compaginemos las clases tradicionales con la utilización de entornos virtuales”. En la misma línea se posiciona Antonio Grandío, coautor del trabajo, al decir que no tiene demasiado sentido en la sociedad de hoy en día el dicho que reza la letra con sangre entra, porque “estamos en un mundo diferente, donde la autoridad, la disciplina y el esfuerzo no tienen tanto valor, no digo que no sean imprescindibles, pero es más interesante que la gente disfrute, porque cuánto más se disfruta, mejor es el resultado”.

La investigación se ha llevado a cabo en la parte práctica de algunas asignaturas de psicología, relaciones laborales, turismo, o ciencias empresariales. El alumnado ha realizado las prácticas correspondientes a su materia en la aplicación Humansite y después ha valorado los conceptos de parapresencia, presencia social y disfrute por medio de encuestas voluntarias a final de curso.

Humansite es una plataforma virtual creada y desarrollada por Grandío en software libre, e incluye utilidades como el chat, la mensajería instantánea o la videoconferencia; cuenta con un servicio de clases virtuales (por medio de streaming de audio o vídeo), un repositorio de recursos de conocimiento; y permite la creación de grupos de trabajo a través de dispositivos de comunicación virtual.

Grandío suele usar esta aplicación en las clases de Recursos Humanos y Gestión de Personal, en lo que el denomina ‘aprendizaje virtual guiado’, donde el alumnado enriquece con aportaciones los planteamientos básicos de la asignatura, en una estructura de final abierto.

Nuevas herramientas interactivas y libres

“Estamos entrando en un mundo educativo en el que hay que tener esa flexibilidad, esa creatividad, y la posibilidad de incluir nuevos términos, filosofías o paradigmas”, asegura Grandío, “porque hay que formar a la gente para que se adapte a un mundo cambiante. La web 2.0 no implica una revolución tecnológica, sino una forma distinta de utilizar las herramientas que ya existían en internet, y el cambio afecta a las actitudes, a la capacidad de observación para descubrir la emergencia de cosas nuevas”.

Ya lo decía el matemático español Pedro Puig Adam en 1958 a propósito de las matemáticas: “La enseñanza no debe ser una tortura, y no seríamos buenos profesores si no procuráramos, por todos los medios, transformar ese sufrimiento en goce, lo cual no significa ausencia de esfuerzo, sino, por el contrario, alumbramiento de estímulos y de esfuerzos deseados y eficaces”.

¿Las escuelas acaban con la creatividad?

Aqui presentamos un video (en inglés) donde Ken Robinson hace una entretenida exposición acerca de sistemas educativos que cultivan la creatividad en vez de minimizarla.